Cesantías y vivienda no riman, pero son una gran combinación

Lunes, Febrero 15, 2016

Yo, como cualquier papá, siempre quiero darle  lo mejor a mi familia. Y un tema que me venía rondando desde hace tiempo, era tener una casa propia. Así, que desde hace varios años, tomé la decisión de ahorrar mis cesantías para la cuota inicial de la casa. ¿Las cesantías? Si…LAS CE SAN TIAS. Pues porque si bien son un auxilio de desempleo, la ley también permite utilizarlas para vivienda y/o educación.

A ver les cuento… desde hace más de 10 años decidí dejar las Cesantías  quieticas a menos que las necesitara en caso de quedarme sin trabajo. Gracias a Dios, he tenido estabilidad laboral y no he tenido que hacer uso de ellas. 

Por esto, he logrado consolidar un muy buen ahorro para la cuota inicial de la casa que  mi Clarita, Andrea y yo nos merecemos. Eso sí, no crean que no tuve la tentación de sacarlas cada año en que me  las consignaban. Pues algunos de mis conocidos  decían que las usarían para reformas de casa y resultaban gastándolas en  sus vacaciones, para pagar deudas o cualquier otra cosa. Al final esa plata se volvía plata de bolsillo. Menos mal, tuve la fuerza de voluntad y la disciplina para no perder de vista mi proyecto, que hoy es una realidad. 

Es por esto que quiero compartirles algunos aspectos claves para que puedas darle el mejor uso a este ahorro. 

1.¿Qué son las cesantías?

Primero de todo, explicarles que me enteré que las cesantías son una prestación social que equivale a un mes de salario por cada año trabajado o proporcional si el periodo es menor de 12 meses a la cual tienen derecho todos los trabajadores colombianos y que están a cargo de los empleadores quienes deben consignarlas cada año, máximo hasta el 14 de febrero.

2.¿En qué puedo usar mis cesantías? 

Pues descubrí que aunque su objetivo principal es, que si Dios no lo quiera, quedo desempleado, me dará auxilio monetario para enfrentar este momento tan difícil, pero además también conocí que puedo retirar este ahorro para temas relacionados con mi educación, la de mi hija o la de mi esposa o para temas de vivienda.  

En concreto, y en materia de vivienda aprendí que puedo utilizar esta prestación para comprar un lote o una vivienda, para  reparar mi casa, para el pago de créditos hipotecarios o de impuestos como el predial y el de valorización.  

3.¿Cómo retirar mis cesantías para vivienda?

Antes de retirar las cesantías vale la pena que se revisen los proyectos que se tienen, para mirar si se cuenta con el capital suficiente, como por ejemplo para dar la cuota inicial de una casa o si vale la pena ahorrar un poco más. Posteriormente, los afiliados deben acudir a su Administradora de Fondos de Pensiones y Cesantías (AFP) con su cédula, la fotocopia de la misma y la comunicación escrita por parte del empleador, en la que se informa que las cesantías se invertirán en la adquisición, mejora o liberación de bienes raíces del afiliado.

4.¿Cómo las puedo hacer más rentables?

Si decides ahorrar las cesantías para un proyecto puntual, es importante que verifiques si las quieres dejar en el largo o corto plazo. Para eso existen los Multiportafolios de Cesantías, un esquema de inversión, el cual ofrece dos alternativas. Una de Largo Plazo, que procura el  crecimiento del capital ahorrado en un periodo de tiempo superior a un año, y  otra de Corto Plazo,  que busca proteger el capital para que esté disponible en caso de necesitarse en  un periodo de tiempo menor a doce meses. Es decir, acorde a las proyecciones  y expectativas de ahorro de la persona, podrá elegir el que más se ajuste a sus necesidades.  

¡Definitivamente Cesantías y vivienda no riman, pero seguro  son una buena combinación para  tener tu casa propia. 

Soy el papá de la familia Porvenir. Mi gran pasión es el fútbol y mi familia. Soy contador y trabajo hace 15 años, desde hace 4 en Plastitodo. Desde ya quiero dejar organizado todo lo que tiene que ver con mi pensión. Lo que más me importa es ayudar a mi esposa Clarita y a mi hija Andreita a tomar las mejores decisiones para su futuro.

OTRAS HISTORIAS

Este es el momento en que todavía me pregunto ¿Por qué Clarita se pone a creerle todo a Doña...
Luis Porvenir en computador - Familia Porvenir
Sé que me faltan pocos años para poder llegar a mi edad de pensión, pero también sé que en estos...